Los alumnos de 4º de ESO del colegio Paidos protagonizaron uno de los momentos más emotivos de su etapa de estudiante: la graduación de la XVIII promoción. Un acto que se celebró en el Centro Social y que fue conducido por Paco Ivars. Contó con la presencia de Antonio Vallés Arándiga, licenciado en Pedagogía y autor de más de 500 publicaciones. En la actualidad trabaja como Pedagogo del Centro de Recursos Educativos de la ONCE (Organización Nacional de Ciegos de España) en Alicante, Docente Asociado del Departamento de Psicología de la Salud de la Universidad de Alicante y Docente Colaborador de la Universidad Permanente de Adultos de la Universidad de Alicante, para impartir la última lección a los alumnos allí presentes. Animó a los estudiantes a trabajar y esforzase, a gestionar su relación con las nuevas tecnologías siempre desde una perspectiva inteligente y sana; y sobre todo remarcó mucho el valor de la empatía para convertirse en personas con una formación integral capaces de diseñar su futuro sobre unos buenos.

El acto continuó con la imposición de becas por parte de los tutores y la entrega de los diplomas a los estudiantes por parte de la directora Sara Llorca Pedraza. Alfonso Llorca Pedraza máximo responsable de la coordinación del deporte en el colegio hizo entrega de unas placas de reconocimiento a aquellos alumnos que han participado en el deporte en toda su etapa escolar.

Los alumnos Pablo Catalá y Beatriz Romany fueron los encargados de hablar en nombre de todos los alumnos allí presentes recordando anécdotas de su paso por Bambi y Paidos, expresando en todo momento su agradecimiento por la educación recibida.

La directora de Paidos, Sara Llorca Pedraza, dedicó a dicha promoción unas palabras muy emotivas, animándoles a perseguir sus sueños en todo momento y recordándoles que siempre contarán con la ayuda del equipo humano que conforma Paidos. Además agradeció a Pepita Pedraza, titular del colegio, todo el esfuerzo y dedicación que que recibió un reconocimiento de los alumnos, incidió en los valores del centro y recordó el inicio de los graduados en el colegio. Así mismo los alumnos entregaron un recuerdo de la promoción para dejar constancia en el colegio de su paso por el mismo. Tras la imposición de becas los alumnos se entonaron el himno estudiantil, dirigidos por Vicen Ferrer Martí, profesora de música del colegio. La velada acabó con una cena a la que asistieron los alumnos, familias y profesores.